Nayra Mujer Psicóloga | ¡BUENOS DÍAS MUJERES!
ANTERIOR
CERRAR
SIGUIENTE

¡BUENOS DÍAS MUJERES!

BlogMi nombre es Nayra. Soy una psicóloga vocacional enamorada de su profesión.

Tras quince años acompañando Mujeres (y familias, parejas, hombres) tanto en terapia como en diversas formaciones relacionadas con el universo femenino; tras dos hijos (Mis Ardillas) y tres abortos (Mis Estrellas de río); tras reiteradas rupturas y crisis de pareja; tras numerosas formaciones profundas sobre mediación familiar, terapia sistémica, pareja, constelaciones; tras muchos momentos inolvidables y preciosos sostenida por y sosteniendo Mujeres…

Nace en mí la necesidad de seguir creando espacios de encuentro para reflexionar, compartir y crecer juntas desde la mirada del AUTOCUIDADO.

¿Por qué desde esta lente?, te estarás preguntando.

Pues porque día tras día, cuando formulo la siguiente pregunta en mi despacho: “¿Oye tu cómo haces para cuidarte?”, son una amplia mayoría las Mujeres que me miran escépticas y me responden “¿Estás bromeando no?”.

No tenemos tiempo. Nosotras somos las que cuidamos. Desde siempre. Ojo, no denosto este rol. Yo defiendo nuestra energía receptiva y proveedora. He elegido hacer lactancia prolongada con mis dos Ardillas. Gracias a nuestros cuidados las Mujeres nos hemos podido sentir arropadas y reconocidas desde tiempos inmemoriales. Es una energía que además nos trae energía de vuelta, “Lo que das, te lo das; y lo que no das te lo quitas” que dice Jodorowsky; Pero sí me parece interesante resaltar la importancia de no agotarnos ni vaciarnos en esa entrega y sobretodo, que tomemos conciencia de ser merecedoras de cuidados propios y ajenos. ¿Quién dijo que fuera incompatible cuidar A y cuidar ME?

No nos damos permiso. Hay mucho que hacer como para estar dedicándonos a nosotras mismas.

Nos sentimos culpables. Siempre hay alguien que está peor, vemos más desvalido o que, eso seguro, se lo merece más.

Vaya por delante mi absoluto respeto a cómo cada una vive su relación consigo misma. Este no es un espacio de juicio ni de sentencias.

Todas (y todos, no es por el hecho de ser mujeres, es por el hecho de ser seres gregarios, descendientes de los primates) necesitamos ser vistas y valoradas y de esto hablaremos mucho en este espacio.

Pero reflexionando sobre estos temas tan delicados, profundos y cotidianos, tengo la sensación de que cuando me refiero a Autocuidado tiene más que ver con RESPETO HACIA MI SER que meramente con mimarse a una misma (que es maravillosamente necesario también y no siempre compatible con la salud…véanse las latas de Cocalight en mi nevera). Para mí lo primero abarcaría a lo segundo.

De cualquier forma, el mejor y único termómetro válido es el tuyo.

Si os parece Mujeres os dejo algunas inquietudes que me revolotean por dentro y que iremos desentrañando juntas en próximas entradas:

  • ¿Habrá una restricción tácita o explícita socialmente sobre cómo podemos ejercer las Mujeres nuestro Autocuidado? Y aterrizándolo, ¿Qué está bien visto y qué sancionado en nuestro propio hogar cuando nos dedicamos a nosotras?
  • ¿Cómo nos autoboicoteamos cuando estamos paladeando un momento de sensaciones placenteras? ¿Nos es fácil legitimar estos momentos de intimidad o educar a nuestra tribu para que los respeten?
  • ¿Analizar el lenguaje con el que nos dirigimos a nosotras mismas puede ser una buena puerta de entrada hacia nuestro Autocuidado?
  • ¿Será que cuanto más y mejor me cuido a mí misma menos necesito desesperadamente encontrar un Tu que me rescate de mi vacío y me salve de mis malestares?

Mi sueño: que nos escuchemos mejor para conocernos más, que podamos volver juntas a “lo que ya sabíamos y hemos olvidado sobre nuestra naturaleza instintiva y ancestral” y que agudicemos nuestros sentidos y expandamos nuestra energía sexual femenina para regalarnos aquello que necesitemos en cada momento en forma de Autocuidados.

Un abrazo con sabor a mantra: “Soy valiosa, soy maravillosamente imperfecta y me merezco mis mejores cuidados aquí/ahora y siempre”.

Gracias por estar ahí y hacer este espacio un poquito más tuyo con tus comentarios, si te apetece.  

Dejar un comentario

En proceso. Tu email no se publicará.

Por favor, espera...